¿Quieres evitar dar positivo en el control de alcoholemia?

control alcoholemia

El verano y el calor hacen que nos apetezca más una cerveza o un buen coctel cuando salimos a la playa, una fiesta o un simple paseo, pero están los temidos controles de alcoholemia. Hay muchas leyendas urbanas de cómo evitar dar positivo. ¿Realmente funcionan estos trucos?.

Uno de los más populares es beber agua, es cierto, que cuando tomamos abundante agua, se limpia nuestro organismo y se elimina el alcohol a través de la orina, pero la cantidad es insignificante. Es decir, que la espera mínima sería de varias horas y no daría tiempo salir sin problemas del control. Así que truco descartado.

Masticar Chicles, comer caramelos, chupar pasta de diente, etc… Es otro al que suelen acudir muchos conductores, puede servir para absorber el alcohol que tengamos en la boca, es decir mejorar nuestro aliento, pero no afectan a la cantidad de alcohol alveolar, el presente en los alveolos y el que mide el alcoholímetro. Estos equipos desechan la primera parte del aire y cogen el aire medio, el alveolar. Por tanto otro truco descartado.

Parece poco creíble que el hacer un esfuerzo físico intenso, instantes antes de la prueba nos pueda dar resultados, pero es simpático la cantidad de conductores que se inclinan por usarlo y los ves dando carrerillas, sentadillas, etc. Si se realiza ejercicios de forma muy enérgica, la sangre circulará más rápido ayudando a eliminar alcohol a través del sudor, pero pasa lo mismo que con el agua, es en pequeñísimas cantidades y se necesitaría unas cuantas horas. Otro mito descartado.

Y se podría seguir nombrando un sinfín más de “remedios” (vomitar antes de hacer la prueba, tomar una capsula de vitamina B, inhalar medicamentos contra el asma, chupar baterías de litio, y un largo etc) todos sin ningún resultado.  Pero para que aburrirnos con esta larga lista. Y dirán bueno y la solución ¿Cuál es?.

Es muy sencilla todos la conocemos y está a nuestro alcance. Podemos compaginar fiesta y bebida, lo que si tomamos sedamos las llaves del coche aquel que no haya bebido. Deja el coche aparcado y llama un taxi. Se puede utilizar el transporte público si sabes que te pasaras de copa. O simplemente no beber, tampoco es tan imprescindible para pasar una noche divertida e inolvidable acompañarla de unas copas.

Lo que sí es incompatible, es beber y conducir. Desde Autoescuela Conde les invitamos a “Disfrutar de la vida, no la pongas en peligro, ni la vida de otros”.

Por si os interesa a continuación les recordamos las tasas máximas de alcohol permitidas para conducir:

 CONDUCTORES  LÍMITE EN SANGRE  LÍMITE EN AIRE ESPIRADO
 (1) GENERAL  0’5 gr./l  0’25 mg/l
 (2) PROFESIONALES  0’3 gr./l  0’15 mg/l
 (3) NOVELES  0’3 gr./l  0’15 mg/l

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *