Puntos Limpios

La recuperación y la posterior reutilización y reciclaje se han convertido en la opción prioritaria para la gestión de los Residuos Sólidos Urbanos (R.S.U.), no sólo por el beneficio económico que implica, sino también por el ahorro de materias primas y energía que supone, por su bajo impacto sobre el medio ambiente y por ser una actividad generadora de empleo.
Por ello, el nuevo modelo de gestión de los Residuos Sólidos Urbanos (R.S.U.) que se va a desarrollar en la Comunidad Canaria durante los próximos años, se fundamenta en el reciclaje de los materiales contenidos en unos residuos que, previamente, habrán tenido una separación en origen, realizada mediante diferentes sistemas. Uno de ellos lo constituyen los Centros de Recogida Selectiva de Residuos Especiales (Puntos Limpios), que han comenzado a funcionar en 1996 y cuya red se ampliará hasta dar cobertura a la práctica totalidad de los habitantes de la Comunidad Canaria.

logo-plimpio2 logo-uefc

¿QUÉ ES UN PUNTO LIMPIO?

Un Punto Limpio es una instalación donde se reciben, previamente seleccionados por los particulares, determinados residuos urbanos. Los puntos limpios no están hechos para empresas. Constituye, por tanto, un sistema de recogida selectiva que responde a varios objetivos:

  • Aprovechar aquellos materiales contenidos en los residuos sólidos urbanos que pueden ser reciclados directamente, y conseguir con ello un ahorro de materias primas y de energía, así como una cantidad de residuos que es necesario tratar y/o eliminar.
  • Evitar el vertido incontrolado de los residuos de gran tamaño que no pueden ser eliminados por medio de los servicios convencionales de recogida de basuras.
  • Separar los residuos peligrosos que se generan en los hogares, cuya eliminación conjunta con el resto de las basuras urbanas o mediante el vertido a la red de saneamiento, supone un riesgo para los operarios de estos servicios, puede dañar las instalaciones de tratamiento o eliminación, y contribuye a la contaminación del medio ambiente.

CÓMO UTILIZAR LOS PUNTOS LIMPIOS

El buen funcionamiento de los Puntos Limpios exige que los usuarios aporten los residuos previamente seleccionados y los depositen en los contenedores adecuados.
A la entrada del recinto, un operario informará a los usuarios sobre la forma de realizar el depósito de cada uno de los residuos; posteriormente se accederá a pie o en coche hasta una plataforma y, a lo largo de ésta, el usuario encontrará varios contenedores donde, por separado, podrá depositar cualquiera de los residuos que se indican a continuación: Papel, cartón, tetrabriks, vidrio, PVC, otros plásticos, metales (somieres, electrodomésticos,…), tubos fluorescentes, pinturas, material inerte procedente de pequeñas obras domésticas (hasta un máximo de 500 Kg por entrega y día), restos vegetales, aceites de cocina, frigoríficos, madera, aceite usado de cárter, baterías de automóviles, pilas, medicamentos, sprays, radiografías. Los frigoríficos y aparatos de refrigeración se depositarán en una zona cubierta.

Puntos Limpios de La Palma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *